Compra 2 o más para envío GRATIS

Carro 0

¡Felicidades! Su pedido está calificado para el envío libre Eres ||cantidad|| lejos del envío gratuito.
No hay más productos disponibles para comprar

Productos
Par con
Agregar comentarios a su pedido
¿Es esto un regalo?
Costo sin impuestos Gratis
Ver carrito
Antes de los impuestos y gastos de envío.

Renovación desde la raíz: calostro y crecimiento del cabello

Renewal from the Roots: Colostrum and Hair Growth

La caída del cabello es un problema muy común que afecta tanto a hombres como a mujeres. Aunque sucede con frecuencia, seamos realistas: ¡perder el cabello no es un paseo por el parque! Independientemente de la edad, el sexo o las circunstancias, el adelgazamiento de su cabello puede ser una experiencia problemática y mentalmente agotadora.

Afortunadamente, una sustancia conocida como calostro bovino ha captado la atención de los investigadores como una posible solución para la caída del cabello. Imagine un polvo potente repleto de compuestos bioactivos y nutrientes que podrían promover la salud de su cabello. Este notable recurso natural bien podría ser la clave para mejorar la calidad del cabello. Profundicemos en las complejidades de la caída del cabello y exploremos cómo el calostro podría ofrecer una solución viable.

Las causas de la caída del cabello.

Hay varios factores que pueden influir en el riesgo de sufrir caída del cabello. Un factor importante es la genética, que puede influir en la caída del cabello tanto masculina como femenina. En los hombres, esto a menudo se manifiesta como calvicie de patrón masculino, mientras que las mujeres pueden experimentar pérdida de cabello de patrón femenino. Estas condiciones son hereditarias y pueden transmitirse de generación en generación.

Es importante tener en cuenta que, si bien la genética puede predisponer a las personas a la caída del cabello, otros factores como la edad, los cambios hormonales y las afecciones médicas también pueden contribuir a la caída del cabello. A medida que envejecemos, el crecimiento de nuestro cabello se ralentiza, lo que provoca adelgazamiento del cuero cabelludo, pérdida de color y retroceso de las líneas del cabello con el tiempo.

La caída del cabello también puede verse influenciada por diversas condiciones de salud y bienestar. Por ejemplo, la alopecia areata es una enfermedad en la que el sistema inmunológico ataca los folículos pilosos, las estructuras que anclan el cabello en el cuero cabelludo. Esta disfunción conduce a la caída del cabello, que puede ocurrir no sólo en el cuero cabelludo sino también en otras partes del cuerpo en personas con alopecia.

Los desequilibrios hormonales asociados con afecciones como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), los cambios en los métodos anticonceptivos y el embarazo también pueden contribuir a la caída del cabello. Por lo tanto, mantener un equilibrio hormonal saludable es crucial para prevenir la eliminación excesiva (1).

El estrés puede afectar significativamente la calidad y el crecimiento del cabello a través de varios mecanismos, como la interrupción del ciclo natural de crecimiento del cabello. En un proceso conocido como efluvio telógeno, el estrés empuja a más folículos pilosos a una fase de reposo, provocando una caída excesiva del cabello. Además, el estrés puede provocar desequilibrios hormonales al aumentar los niveles de cortisol, lo que altera aún más el ciclo de crecimiento del cabello y provoca su adelgazamiento. Además, el estrés puede afectar la capacidad del cuerpo para absorber y utilizar los nutrientes esenciales para la salud del cabello, exacerbando cualquier deficiencia existente que pueda contribuir a la caída del cabello.

La salud intestinal también juega un papel crucial en la absorción de nutrientes, y afecciones como el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad de Crohn pueden dificultar la absorción de nutrientes vitales necesarios para un cabello sano. La inflamación y el daño a los intestinos afectan la absorción de nutrientes como vitaminas, minerales y aminoácidos, que son esenciales para el crecimiento y la fuerza del cabello. Además, un microbioma intestinal desequilibrado provoca inflamación sistémica, lo que puede contribuir aún más a la caída del cabello o a su mala calidad.

La calidad del agua, el aire y el suelo puede tener efectos profundos en la salud del cabello y la disponibilidad de nutrientes. La calidad del agua, por ejemplo, puede variar significativamente según su fuente y sus procesos de tratamiento. El agua dura, que tiene un alto contenido de minerales, puede provocar una acumulación de minerales en el cuero cabelludo y el cabello, lo que podría afectar su salud y apariencia. Por el contrario, el agua blanda puede carecer de minerales esenciales, que son importantes para el crecimiento y la fuerza del cabello.

La calidad del aire es otro factor crucial a considerar. Los contaminantes ambientales, como las partículas, los compuestos orgánicos volátiles (COV) y los metales pesados, pueden depositarse en el cuero cabelludo y el cabello, provocando irritación, inflamación y estrés oxidativo. Estos contaminantes alteran el equilibrio natural del cuero cabelludo y contribuyen potencialmente a afecciones como la caspa o la dermatitis seborreica.

Finalmente, la calidad del suelo juega un papel fundamental en el contenido de nutrientes de nuestros alimentos. Es más probable que las plantas cultivadas en suelos ricos en nutrientes contengan niveles más altos de vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales que son beneficiosos para la salud del cabello. Por el contrario, las plantas cultivadas en suelos pobres en nutrientes pueden carecer de estos nutrientes esenciales, lo que podría provocar deficiencias que pueden afectar la calidad y el crecimiento del cabello. Por lo tanto, garantizar el acceso a agua limpia, aire limpio y alimentos ricos en nutrientes es esencial para mantener una salud capilar óptima frente a los desafíos ambientales.

Lo que nuestro cabello necesita

Numerosos compuestos y sustancias biológicas son esenciales para el crecimiento y vitalidad de nuestro cabello. Estos incluyen vitaminas, minerales, factores de crecimiento y colágeno, todos los cuales desempeñan un papel crucial en la promoción del crecimiento del cabello.

Las vitaminas y los minerales son particularmente vitales y sirven como cofactores de enzimas y proteínas estructurales que son esenciales para el crecimiento y desarrollo del cabello. Los micronutrientes como la vitamina A, las vitaminas B, la vitamina C, la vitamina D, la vitamina E, el zinc, el hierro y el selenio contribuyen al desarrollo de folículos pilosos sanos (2).

Otro contribuyente importante a la salud del cabello es el factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1), una hormona presente de forma natural en nuestro cuerpo. El IGF-1 juega un papel clave en la regulación de los procesos relacionados con el crecimiento del cabello. Las investigaciones indican que el IGF-1 es crucial para la señalización dentro de la papila dérmica, una estructura dentro del folículo piloso. Como resultado, el IGF-1 influye en el crecimiento y la diferenciación de las células ciliadas.

Los investigadores han probado esta hipótesis analizando las células del cuero cabelludo de las zonas calvas de la cabeza de los pacientes. Descubrieron que estas células tienden a producir menos IGF-1 en comparación con las áreas con cabello. Además, los estudios han demostrado que las personas con síndrome de Laron, una afección caracterizada por deficiencia de IGF-1, a menudo experimentan alopecia y anomalías estructurales del cabello (3). Esta evidencia destaca una fuerte correlación entre los niveles de IGF-1 y la capacidad del cabello para crecer.

IGF-1 para apoyar la caída del cabello

El IGF-1 también es muy importante para controlar los efectos de otra hormona, conocida como hormona del crecimiento, en nuestro cuerpo. En un estudio, la hormona del crecimiento mejoró la estructura y el grosor del cabello en el 38 por ciento de los participantes. Algunas personas tenían el cabello oscurecido, mientras que otras experimentan un mayor crecimiento del cabello. ¡Por lo tanto, la influencia positiva del IGF-1 sobre la GH puede restaurar el cabello sano!

Se están realizando otros estudios que esperan examinar la eficacia de los productos que contienen IGF-1 aplicados directamente sobre la piel y el cuero cabelludo. Los estudios iniciales en hámsteres muestran que el cabello crece más grueso y más rápido cuando se trata con IGF-1. Sin embargo, se necesitan ensayos clínicos a gran escala en humanos para confirmar la relevancia de estos resultados (3).

La investigación preliminar sobre el papel del IGF-1 en el crecimiento del cabello es prometedora. Por lo tanto, ¡deberías considerar apoyar la salud de tu cabello obteniendo IGF-1 a través de tu dieta!

Calostro para la caída del cabello.

Existen varios enfoques para abordar la caída del cabello, incluidos métodos naturales y terapias farmacológicas. Implementar una estrategia integral que incorpore múltiples medidas preventivas será fundamental para mitigar la gravedad de la caída del cabello. Sin embargo, priorizar la nutrición es primordial en su camino hacia un cabello más sano.

Conociendo los beneficios del IGF-1 y el cabello, es posible que desees buscar un suplemento rico en IGF-1. ¡No busques más que el calostro bovino! Producida por las vacas poco después de dar a luz, esta sustancia tipo “superalimento” está repleta de inmunoglobulinas, factores de crecimiento y lactoferrina, todos los cuales apoyan su salud.

El calostro bovino contiene factores de crecimiento similares a la insulina, incluidos IGF-1 e IGF-2. Por lo tanto, este suplemento es una excelente manera de incorporar IGF-1 a su dieta para respaldar la salud de su cabello. Además, ayuda en la absorción de nutrientes al fomentar el desarrollo de células intestinales en el tracto digestivo. Por lo tanto, el calostro mejora la capacidad de la barrera intestinal para absorber vitaminas y minerales esenciales, cruciales para mantener el cabello sano.

Por último, el calostro bovino también ayuda a apoyar el "eje intestino-cerebro", que se refiere a la interacción entre el microbioma intestinal y el cerebro. Al fomentar la salud intestinal, este suplemento puede mejorar el estado de ánimo y reducir los niveles de estrés, los cuales están estrechamente relacionados con la caída del cabello.

Calostro Moogi

El calostro y el crecimiento del cabello van de la mano, pero es esencial elegir la forma adecuada de calostro para la caída del cabello. No todos los suplementos de calostro son iguales, por lo que querrás seleccionar uno que sea de alta calidad para obtener los máximos resultados.

Moogi Colostrum se combina con el probiótico DE111, que trabajan juntos de forma sinérgica para amplificar los efectos de cada uno. El calostro proporciona IGF-1 y apoya la barrera intestinal para una absorción óptima, mientras que el probiótico DE111 mantiene un microbioma intestinal saludable, mejorando el eje intestino-cerebro. Por lo tanto, considere Moogi Colostrum y Probiotic DE111 para todas sus necesidades de salud capilar.

Referencias

  1. https://www.aad.org/public/diseases/hair-loss/causes/18-causes
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6380979/
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29765966/